Muchas de las profesiones no se han inventado en la actualidad y lo mismo ocurre con los servicios públicos. Bueno, más bien no se han digitalizado e informatizado lo suficiente. Dentro del entorno de las ciudades inteligentes queda mucho por diseñar.

smart city

Gracias a herramientas digitales como pueden ser las basadas en economía colaborativa (BlaBla Car, AirnB, Uber y otras del estilo) han cambiado los hábitos de los ciudadanos dentro de los entornos urbanos.

Está ocurriendo lo mismo en la prestación de servicios públicos que cada vez aportan mayor valor y se integran mejor en el entorno de las ciudades. Estas soluciones no son siempre disruptivas como se han planteado en ocasiones: coches voladores y robótica que realice las tareas de mayor esfuerzo físico.

La realidad es que se está trabajando en soluciones que aumentan la conectividad entre dispositivos móviles, ya que es una realidad integrada en la sociedad. Siempre con un enfoque de facilitar la vida a los ciudadanos.

Cada vez se habla más de IoT (Internet of Things), big data y open data. Y es que se viene trabajando en software y hardware que recopila datos y nos permite tomar decisiones.

Dentro de áreas como la educación, la salud o la integración social se han digitalizado y los ciudadanos poco a poco aceptan la tecnología.

En este nuevo contexto de smart cities se van a crear ciertos perfiles profesionales, según el Observatorio para el Empleo en la Era Digital. Algunos de ellos son: Chief Digital Office (CDO), expertos en innovación digital, data scientist y directivos de marketing digital; entre otros.