Sandwatch Studio aprovecha las ventajas de la impresión 3D, los nuevos materiales y la fabricación aditiva

Sandwatch Studio está inmerso en la actualidad en el lanzamiento de su nueva línea de negocio, centrada en el diseño de productos de consumo de creación propia denominada Axis. Dentro de ella, destaca su soporte para smartphones, «que es aparentemente sencillo, pero con un gran reto por delante, pues queremos implicar al usuario y, en última instancia, a la comunidad al completo de forma directa en el diseño de cara a permitirles aportar de forma individual algo de sí para convertir cada unidad en una pieza de arte única e irrepetible», explica Juan José de Hoyos, director general y fundador de este estudio especializado en el desarrollo de soluciones propias de software para smart cities, entre las que figura su proyecto virtual a través de dispositivos móviles para la difusión cultural y turística de Mérida (Badajoz).

Enfoque de innovación

El enfoque de innovación de esta firma vallisoletana, que ha participado en la Aceleradora ADE2020 que impulsa el Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), está centrado fundamentalmente en 2 puntos que le permiten aportar valor, como son la optimización y nuevas tecnologías en procesos de fabricación y la implicación del usuario final y la sociedad en el diseño.

En cuanto al primero, el responsable de Sandwatch Studio reconoce que existen nuevas formas de hacer las cosas y sistemas productivos que hace años eran impensables, «como la fabricación aditiva, la impresión 3D y los nuevos materiales que ofrecen un sinfín de posibilidades. Gracias a estos avances se puede trabajar en conceptos y productos totalmente nuevos con muchos menos recursos. Además, la utilización de estas tecnologías supone un potente catalizador para poder hacer realidad nuestra visión de negocio».

Respecto a la implicación del cliente, y a pesar de constituir el principal reto al que se enfrenta, la firma ve en ella una oportunidad implícita: «no estamos limitados por un histórico que ya dice quiénes somos. Ésta es nuestra gran oportunidad, tenemos la ocasión de orientarnos directamente hacia donde queremos ir y podemos construir una estructura organizativa y operativa específica que dé respuesta a las necesidades para llegar a ello», precisa De Hoyos.

Más información en el número de agosto de la revista: Castilla y León Económica