1919 empezó un miércoles según el calendario gregoriano. Un año en el que asesinan al líder Emiliano Zapata, se funda el Partido Alemán de los Trabajadores y en el que el ingeniero ruso León Teremín inventa el instrumento musical electrónico Teremín.

Toda época tiene sus luces y sombras, sus buenas y malas acciones, y la música siempre nos ha contado los sucedido en cada etapa en la historia del ser humano. Se podría decir que la música es un lenguaje que sólo entiende nuestro subconsciente, el lenguaje de los sentimientos, y como todo lenguaje, requiere de instrumentos que nos permitan comunicarnos.

En 1919, Lev Thermind creó uno de los primeros sintetizadores de la historia, instrumento bien conocido por su uso en películas de ciencia ficción. Este inventor ruso llegó incluso a entrevistarse con Lenin, consiguiendo una gran repercusión en Rusia y más tarde en todo el mundo.

there

Pero Lev Theremin no fue el único pionero en su tierra; otro extraño invento diseñado por Evgeny Murzin aparece en Rusia a mediados del siglo XX, el sintetizador ANS. Para tocar este extraño instrumento, el músico tiene que grabar imágenes sobre planchas de cristal cubiertas de masilla negra e introducirlas en una máquina que proyecta luz a través de los grabados para producir diversos tonos. Se podría decir que este instrumento traduce bocetos, cuadros o cualquier otro tipo de arte gráfico en música.

coil1

Todo esto nos lleva inevitablemente a investigar otros sintetizadores de época soviética. Curiosamente, podemos ver que existe un gran número de apasionados del Synthwave y otros movimientos similares buscando en el pasado recientes joyas de la electrónica como teclados y secuenciadores. Siguiendo al conejo llegamos finalmente a la madriguera: un amplio museo de sintetizadores soviéticos. En el siguiente enlace, un directorio con algunos de los teclados rusos más importantes de su historia, podemos ver todos los modelos con sus respectivas características: www.ruskeys.net

Sin nombre