Un piano digital es una buena alternativa a tener un piano acústico en casa: ocupa menos espacio y se puede tocar con auriculares en caso de que sea necesario, además de ser mucho más barato. Pero tanta variedad de pianos puede abrumarnos. ¿Cómo diferenciamos los diferentes tipos de piano digital? ¿En qué se diferencian de los de escenario? ¿Para qué usos es mejor un teclado? Damos un breve repaso en este artículo.

HOME PIANOS

Según el objetivo que tengamos, encontraremos pianos digitales con diferentes diseños adecuados para diferentes aplicaciones. Cuando hablamos de home pianos, lo primero que se nos viene a la cabeza es la imagen de esos instrumentos bastante grandes y con aspecto de piano acústico. Tienen una base fija de madera, si quieres tener un piano fijo en casa este es el sustituto perfecto de los de toda la vida. Suelen estar disponibles en diferentes colores como negro, blanco o palisandro. Este piano no está hecho para ser transportado normalmente debido a su peso y sus condiciones de “mueble musical”. Las tres marcas más reconocidas son Kawai, Roland y Yamaha. En un rango de precios más asequible están otras marcas como Hemingway.

Aquí algunas recomendaciones asequibles:

 

El sonido de un piano doméstico es muy importante aunque la mayoría de modelos vienen con sonidos adicionales como pianos eléctricos, órganos o cuerdas, estos sonidos son secundarios y normalmente la calidad no es tan buena como la del sonido de piano. Todos los pianos domésticos disponibles en el mercado cuentan con teclado contrapesado y mecanismo de percusión el cual simula la sensación de un piano acústico. Estos sistemas están mejorados en función del rango de precio del producto. Los mecanismos usados en los modelos de alta gama son muy parecidos a los de un piano de verdad.

Aquí algunas recomendaciones de gama media-alta: 

Hay pianos domésticos para todos los bolsillos. Los modelos para principiantes rondan los 500 euros. Los precios de gama media se encuentran entre los 1500 y los 2500 euros, y los de gama alta van de los 2500 euros a los 4000 euros. Los modelos Premium pueden adquirirse de 4500 euros para arriba.  Las diferencias más importantes las encontramos en los componentes usados en una gama y otra, siendo mucho más detallados los de gama alta que los de principiantes.

Algunas recomendaciones de pianos domésticos profesionales: 

Pianos digitales compactos

Los Pianos digitales compactos son perfectos cuando no hay suficiente espacio para un piano doméstico. Gracias a sus dimensiones y peso son ideales para ser transportados de aquí para allá. La transición al grupo de pianos de escenario es fluida y algunos fabricantes incluso llaman a sus propios pianos digitales compactos, pianos de escenario. Aún así hay algunas diferencias.

En el caso de los pianos digitales compactos, todos los componentes – teclado, circuitos y altavoces – vienen compactado en una delgada carcasa tipo teclado, y que además se puede introducir en una funda y transportarse con facilidad. Es el instrumento perfecto para aquellos que quieren tocar en casa y llevarse de vez en cuando el piano a ensayos o actuaciones. La mayoría de pianos compactos vienen con teclado y mecanismo de percusión. Casi todos los modelos se ofrecen con soportes de madera a juego, transformándolos en pianos domésticos que ahorran espacio.

La mayoría de pianos digitales compactos se pueden encontrar dentro de un rango de precio bajo, fabricados por empresas como Casio, Roland y Yamaha. Aquí algunos ejemplos: 

 

 


PIANOS DE ESCENA

¿En qué se diferencia un piano compacto digital y un piano de escena? La transición es muy leve, usar un piano compacto digital en un escenario no debería importar realmente. Los mejores pianos de escena tienen un diseño similar, y como obligación, un mecanismo de percusión pero con todas las necesidades cubiertas que un pianista pueda tener en directo. Una de las diferencias más importantes es que los pianos de escena no suelen llevar altavoces incorporados y es necesario conectarlos a un amplificador para que suene. Suelen incluir un abanico de sonidos de alta calidad que permitirá a cualquier pianista conseguir un sonido vintage imitando las secciones de cuerdas, el clavinet u  el órgano, sin necesidad de un instrumento extra. Algunos instrumentos como por ejemplo el Nord Electro y la serie Nord Stage, también incluyen simulación de órgano Hammond. Hay muchos pianos de escena que vienen equipados con algunas funciones de teclado master, lo que permite utilizarlo como controlador para diferentes instrumentos MIDI.

 

Teclados

Necesitarás un teclado cuando la variedad de sonidos sea más importante que la calidad del sonido de piano. Todos los teclados, sean del rango que sean, ofrecen cientos de sonidos diferentes. Normalmente estos teclados no vienen contrapesados. Por ejemplo, la sensación al tocar un teclado con sonido de órgano ha de ser más ligera que a la hora de tocar un sonido de piano. La mayoría de teclados está a medio camino permitiendo tocar con una gran variedad de sonidos. Por lo tanto, un teclado sin contrapesar en este caso no tiene porqué ser indicación de mala calidad. Asegúrate de que el teclado es sensible a la velocidad (lo que te permite tocar a volúmenes muy diferentes, en función de la presión que ejerzas sobre la tecla).

Recomendaciones asequibles:

 

Una característica interesante de los teclados es su sistema de monitoreo integrado, con el cual podemos acceder a diferentes estilos de acompañamiento rítmico.  Aunque hay pianos digitales con “auto acompañamiento”, esta característica suele estar asociada a los teclados. Los teclados de alta gama normalmente tienen la posibilidad de añadir ritmos adicionales, distribuidos directamente por los fabricantes u otros. Muchos teclados ofrecen la posibilidad de tocar archivos MIDI y otras funciones como efectos, grabadora y si es necesario, entrada para micrófono.

Recomendaciones de rango medio: 

 

Pero si vas en serio, estos dos modelos son los más profesionales:  Korg pro PA-4X76 y el Genos from Yamaha:

Thoman