Por: Roberto Guzmán 29 de julio de 2019

Diseño clásico

Lo primero que vemos es que Marshall Headphones encontró una línea de diseño muy característica para todos sus productos y los Major III no es la excepción.

Tenemos unos audífonos totalmente negros, con la marca en color blanco en cada costado, con un diseño plegable que te permite esconder las almohadillas entre la diadema (muy útil para transportarlos) y unas delgadas bisagras con cables reforzados.

Los Major III conservan la elegancia y sobriedad a la que ya nos tiene acostumbrados Marshall, aunque extrañé esos vivos en dorado que otros modelos presentan.

En líneas generales me parece que, estéticamente, los audífonos presentan un diseño conservador, que ya hemos visto en generaciones anteriores y que pienso se ha decidido mantener debido a lo funcional que es: son pequeños a la hora de transportarlos y si los tienes en tu cuello no son para nada incómodos, aunque cuando los usas, la historia cambia.

La comodidad, aspecto pendiente

El mayor problema que identifiqué en los Major III es la comodidad al usar los audífonos por períodos prolongados.

El problema no son las almohadillas, que son muy cómodas, aunque al ser de un material sintético hacen que te suden las orejas de manera considerable, sino que la diadema te aprieta fuertemente los costados y llega un momento en el que tienes que quitártelos para poder descansar.

Creí que después de unos días de uso, los audífonos cederían un poco más y se acoplarían de mejor manera a mi cabeza, sin embargo, no fue así, por lo que traté de usarlos por periodos de 45 minutos y descansar unos 15 minutos entre intervalos. Atención, que si usas lentes, esa incomodidad incrementa.

La diadema es rígida y a pesar de que esta cubierta con material sintético muy suave y de muy buena calidad (hasta la marca esta grabada en el interior), llega a lastimar un poco la parte superior de la cabeza, aspecto que no me gustó, aunque si sueles escuchar música por períodos de tiempo cortos, no tendrás mayor complicación.

No hay nada nuevo

En el apartado de conectividad no hay mucho que decir, ya que al ser unos audífonos alámbricos, la única manera que tienes para poder conectarlos a tus dispositivos es con el cable de 3.5mm.

Lo que me gustó mucho es que viene con doble entrada de 3.5mm, una para que conectes tu reproductor y otra que sirve para compartir tu música con quien quieras al conectar otros audífonos a ella.

El cable que incluye los audífonos te permite controlar todo con un botón: contestar y colgar llamadas, reproducir, pausar, adelantar y retrasar, además de que el botón incorpora un micrófono para poder hablar por ahí.

Bass groove

Antes de entrar de lleno al apartado auditivo, te dejo las especificaciones técnicas de los Major III:

Respuesta de frecuencia: 20Hz – 20kHz

Sensibilidad: 99 dB SPL

Tipo de Driver: Dinámico

Impedancia: 32 Ω

Drivers: 40mm

Ahora sí, entrando de lleno con el sonido, te puedo decir que los Major III me sorprendieron gratamente con bajos bien definidos y profundos. Para muestra, te recomiendo que escuches la canción my strange addiction, de Billie Eilish, que desde los primeros segundos te permitirá disfrutar, escuchar y entender de lo que te hablo.

En líneas generales, me parece que los audífonos son solventes; podrás disfrutar de todo tipo de géneros gracias a que interpreta muy bien una gran variedad de instrumentos, aunque tengo que decir que los agudos no son su fuerte, principalmente con instrumentos de viento.

Disfruté mucho escuchar Rock & Roll, pero si lo tuyo son los géneros más modernos, el reggaeton se disfruta especialmente con los Major III gracias a la cuestión de bajos que mencioné anteriormente.

Particularmente disfruto mucho escuchar géneros como Jazz y Blues, y la experiencia con los Major III fue agridulce, debido a que mientras disfrutaba mucho del sonido del contrabajo y la batería, extrañaba un poco de mejor definición en las trompetas y el saxofón.

Conclusión:

Si eres un usuario que se esta adentrando en el mundo del sonido y la música, creo que estos audífonos son excelentes para ti, ya que ofrecen una calidad de sonido muy alta, perfecta para empezar a conocer las tesituras de la música, identificar los sonidos de los instrumentos y definir los géneros que más te gustan, además de tener un precio bastante atractivo.

Si ya eres un veterano en el mundo de la música, te recomendaría que apuestes por unos audífonos de una categoría más alta, para que tu experiencia no se vea afectada y puedas seguir deleitando tus oídos con todo tipo de géneros.

Descubre también el soporte para Auriculares AXIS Headset Stand: axis.sandwatchstudio.com